Skip to main content

CONTACTAR CON TU CUERPO

Normalmente vivimos fuera de nuestro cuerpo, fuera de nosotras mismas.

Tenemos la tendencia a estar siempre en acción, a hacer, hacer y hacer… y no nos conectamos.

Si conseguimos que nuestra mirada vaya hacia dentro, podremos conectar con lo más profundo.
Si nos escuchamos y aprendemos a conectar con nosotras mismas, podremos escuchar nuestro cuerpo y sentir las sensaciones.

La gran pregunta: ¿cómo?

La pregunta es, ¿cómo lo logramos?, ¿cómo escuchamos nuestro cuerpo?

Es necesario parar y dedicarnos tiempo a nosotras, tiempo de estar, de estar conectadas, de estar sin mil cosas que hacer entre manos. Simplemente, dedicarnos tiempo de no hacer.

Podemos buscar un espacio tranquilo, un espacio en el que nos sintamos cómodas.

Para ello vamos a preparar una zona en la que nos sintamos a gusto, adecuando las luces, los sonidos, los olores, para crear un espacio armonioso. Incluso podemos escribir, antes de empezar a conectar con la respiración.

¿Por qué nos cuesta tanto?

Nuestro cuerpo, a lo largo de nuestra vida, ha ido acumulando vivencias no siempre positivas. Este es uno de los motivos por el cual huimos de nuestro cuerpo.

Un ejemplo son los duelos que no hemos elaborado o las situaciones que han sido duras y en lugar de darles margen para su proceso, nos las hemos sacado de encima con un carpetazo.

Cuando ponemos atención a nuestro cuerpo, cuando nos escuchamos a nosotras mismas o escuchamos nuestras emociones, empezamos a conectar con todo esto que hay dentro.

Por eso muchas veces escapamos y nos dedicamos a hacer, hacer y hacer sin pensar. Nos dedicamos mucho al trabajo, a estar fuera, por miedo a conectar con este posible dolor no resuelto.

Pero… ¿Y si al conectar tuviéramos emociones agradables?

Este es el objetivo: llegar a las emociones agradables desbloqueando todos “las grabaciones” que han marcado nuestro cuerpo. Transitando, dándoles su espacio. El resultado es su evaporización y el placer de conectar con nuestro placer.

Es un trabajo gratificante porque cada vez te sientes más en tu centro, con más serenidad. Sientes que puedes vivir de una forma más tranquila y conectada.

Debemos escuchar nuestras emociones, escuchar nuestro cuerpo.

El cuerpo nos habla, nos guía, nos indica que es lo que necesitamos para entrar en un estado de paz y armonía. Y esto nos va a permitir a estar mejor con nosotras mismas, a sentirnos más conectadas.

También podemos conectar a través de la caricia. Podemos darnos un masaje a nosotras mismas, ponernos un aceite que nos guste, conectar con su olor y textura.

Darnos el tiempo para bañarnos, ducharnos, conectar con el agua, su calor, su textura, la del jabón… en definitiva, poner atención a lo que sentimos,

Todo esto son estímulos externos que nos permiten conectar con nosotras.  Nos permiten despertar nuestros sentidos.

¿Cómo despertar nuestros sentidos?

La respuesta es simple: a través de su estimulación.

Todos estos elementos que hemos comentado nos ayudan a conectar de una forma más profunda con nuestro propio cuerpo.

Te animo a que puedas vivir esta experiencia, sin prisas, sin presionarte.

Puede que el primer día no te sientes muy cómoda y también puede que surjan emociones desagradables en alguna parte de tu cuerpo.

Si te pasa esto, sientes tristeza, incomodidad, ansiedad, detecta en qué parte del cuerpo lo sientes y actúa. Por ejemplo, si notas algo no agradable en la boca del estómago, pon las manos allí. Dirige las manos a esa zona e intenta respirar a través de ella. Y escucha. ¿Qué es lo que esta emoción te quiere decir?

Tu cuerpo te va a dar mucha información, una información que sólo tienes tú y tu cuerpo. Anótalo todo. Y cuando te sientas preparada, repásalo, reléelo.

Es un proceso de autoconocimiento.

Te animo a hacer estos ejercicios y espero que te sean útiles y que puedas experimentarlo.

Y si tienes cualquier duda, no dudes en contactarme o poner tu comentario en este post.
Estaré encantada de ayudarte en lo que haga falta.

Consulta on-line

El equipo de Psicología Online de la Dra Emma Ribas utilizamos un método proactivo en el que vas a integrar herramientas para que puedas conseguir tus objetivos lo antes posible, llevándote a una vida más consciente, saludable, libre y feliz!

Laura Batés
Laura Betés es licenciada en Psicología y tiene un máster en Psicología Clínica y de la Salud, así como un postgrado Acompañamiento holístico en procesos de pérdida y duelo
Marisol Ramoneda
Marisol Ramoneda es licenciada en Psicología y en Ciencias empresariales. Tiene un máster en Psicología clínica y psicoterapia y otro en Dirección de Empresas.
Neus Franquesa
Neus Franquesa Oliveres es licenciada en Psicología y tiene un máster en Sexología clínica y salud sexual, y otro en Psicología clínica y de la salud. También tiene un postgrado en Terapia de pareja y es miembro de la Junta de la Societat Catalana de Sexologia.

Leave a Reply