Skip to main content

En este artículo voy a contar cómo desarrollar la sabiduría del arte de amar y ser amado, el gran misterio que envuelve a la vida.

Y es que ya sabéis, que para mí, el estilo de vida mindful es más que una forma de vida, es todo, es lo que cambió por completo, tanto mi vida profesional como personal. 

Por eso, tras el gran éxito de mi libro “Mindfulsex. El sexo que revolucionará tu vida” me decidí a lanzar mi nuevo libro Mindful Love “Éxito en el amor”, donde abordo la neurociencia de las relaciones de pareja para conectar con el amor verdadero.

 

Vamos a adentrarnos en el maravilloso mundo del Mindful Love, ¿estás preparad@?

Contenido:

  • ¿A qué llamamos «Mindful Love»?
  • La magia de la neuroplasticidad cerebral
  • La importancia de la meditación como hábito para nuestro cerebro
  •  La neurociencia en el amor
  • El autoconocimiento profundo es necesario en la práctica de Mindful Love
  • La elección consciente, elegir bien de quién nos enamoramos
  • Relaciones tóxicas y los efectos del amor en el cerebro
  • Cultiva la autoestima, sana tus heridas de la infancia
  • Apuesta por el Mindful Love o amor consciente, para disfrutar de relaciones plenas y saludable

 

¿A qué llamamos <<Mindful Love>>?

 

El “Mindful Love”, como podrás imaginarte, es la aplicación de un estilo de vida mindful o consciente al ámbito del amor y las relaciones de pareja. 

El mindfulness, o “atención plena”, es una práctica que implica experimentar el presente de manera consciente, con aceptación e interés, y centrarse en el aquí y el ahora. 

Esta práctica se ha integrado con éxito en la psicología y se ha demostrado que reduce el estrés y mejora la salud mental y emocional.

El concepto de mindfulness se introdujo en Occidente en la década de los 60 por Jon Kabat-Zinn, quien creó el programa de “Mindfulness Based Stress Reduction” (MBSR) basado en técnicas de meditación. 

La práctica del mindfulness con el tiempo provoca cambios estructurales en el cerebro, lo que se conoce como neuroplasticidad, y fortalece la capacidad de enfocarse en el presente y reducir el impacto del estrés y las distracciones mentales.

El Mindful Love, o amor consciente, es un enfoque revolucionario que te permite ver y comprender que muchos de los reproches y frustraciones en las relaciones son, en realidad, reflejos de tus propias inseguridades y miedos. 

Si practicas Mindful Love vivirás el amor y amarás desde un lugar de respeto, escucha y plena conciencia del momento presente.

 

La magia de la neuroplasticidad cerebral

 

En las últimas décadas, gracias a los avances tecnológicos, la ciencia médica ha logrado arrojar luz sobre las complejas interacciones entre nuestras actividades mentales y emocionales y su manifestación física en el cerebro. 

Este campo multidisciplinario es conocido como neurociencia y se dedica a estudiar el sistema nervioso en todas sus manifestaciones, incluyendo la anatomía, la genética, la psicología, la función y la química.

En nuestro cerebro hay más de cien mil millones de neuronas, estas nacen, se fortalecen y también mueren. 

De ahí que, para cuidar de este complejo órgano, debemos entrenarlo y ejercitarlo a lo largo de nuestra vida porque, por sorprendente que sea, nuestro cerebro es capaz de seguir generando neuronas y conexiones hasta pasados los 80 años.

En este sentido, la neuroplasticidad es precisamente la capacidad de adaptación y de desarrollo que tiene nuestro cerebro. 

La neuroplasticidad es un área de la neurociencia a la que se le dirige especial atención, dado que abarca todos los ámbitos de nuestra vida, puede ayudarnos a preparar nuestra mente para gestionar mejor las emociones, la vida, los retos, el amor, las enfermedades, los miedos, los conocimientos… ¡TODO!

Y la buena noticia es que puede ser estimulada y mejorada a través de una variedad de intervenciones y actividades muy sencillas.

 

La importancia de la meditación como hábito para nuestro cerebro

 

Una de estas intervenciones y la más importante para reeducar al cerebro es la meditación. 

La realización sostenida en el tiempo de meditación incorporada en nuestra rutina, como si fuera cualquier otro hábito cotidiano más, produce cambios físicos en nuestro órgano rector, desde un punto de vista tanto estructural como funcional (neuroplasticidad).

La neurociencia muestra que a los 5 días de empezar a meditar se empiezan a observar cambios en la estructura de nuestro cerebro.

La doctora en Neurociencia por la Facultad de Medicina de la Universidad de Madrid, Nazareth Castellanos, lleva más de veinte años dedicada a la investigación científica de la actividad cerebral, y en este video puedes ver cómo explica el proceso y la importancia de meditar en el día a día.

 

 La neurociencia en el amor

 

¿Te has preguntado alguna vez cómo el enamoramiento afecta a tu sistema nervioso?

Es cierto que cualquiera que se haya enamorado puede identificar sensaciones físicas asociadas a ese estado emocional: mareo, pérdida de apetito, insomnio, latidos acelerados, entre otros. 

Sin embargo, es posible que no seamos conscientes de los cambios neurológicos que se producen en nuestro cerebro.

Cuando estamos enamorados, nuestro cerebro se activa de manera similar a como lo hace cuando consumimos sustancias adictivas como el alcohol o el tabaco. 

Esto se debe a la activación del sistema de recompensa del cerebro, que nos hace sentir bien y felices. La dopamina, un neurotransmisor relacionado con la felicidad y el placer, juega un papel esencial. 

Además, el cortisol, la hormona del estrés, también tiene un aumento durante el enamoramiento, lo que provoca la sensación de euforia y las llamadas “mariposas en el estómago”.

Pero, ¡el AMOR no se trata solo de euforia y estimulación sexual!

La oxitocina, conocida como la “hormona del amor”, es fundamental en la creación de vínculos, la sensación de seguridad y el cariño. 

Esta hormona aumenta con el contacto físico, las caricias, los abrazos y los sentimientos de empatía. La oxitocina es la sustituta natural de la dopamina en relaciones sanas y estables, “Mindful Love”.

 

El autoconocimiento profundo es necesario en la práctica de Mindful Love

 

Apostar por la necesidad de adquirir un modo de vida mindful no solo implica dedicar unos pocos minutos al día a meditar, sino también aprender a desacelerar nuestro ritmo de vida y a “ser” en vez de “hacer”, así como a rebajar nuestras proyecciones mentales, sacando las capas de expectativas y apriorismos acumulados por nuestro ego, silenciando nuestro cerebro y habitando el momento presente. 

De esta manera, se adquiere una actitud ante los avatares de nuestro día a día basada en una verdad del universo imposible de refutar: la impermanencia de todo. Cualquier vivo nace, crece, envejece y muere.

Nada es inmutable, todo a nuestro alrededor cambia constante e inevitablemente, pero pese a ello, nos aferramos a las cosas como si fueran eternas, y es este apego lo que nos produce miedo, dolor, frustración y sentimiento de pérdida. 

Por tanto, una conciencia interior plena nos permitirá comprender que nuestras ideas y emociones son cambiantes, y que igual que ellas mutan, también lo hace nuestro cuerpo, de modo que habremos de abrazar esa impermanencia como una parte esencial de lo que define nuestra condición de seres humanos.

 

La elección consciente, elegir bien de quien nos enamoramos

 

¿Alguna vez has sentido que la mala suerte te persigue en el amor? ¿Te encuentras atrapado en un ciclo de relaciones que terminan mal? ¿Sientes una atracción hacia personas autodestructivas o tóxicas? 

Muchas personas han experimentado estos sentimientos, pero hay una verdad importante que debemos comprender: la suerte no es el factor determinante en el amor. 

Tú tienes el poder de elegir a quién entregas tu corazón.

El amor, en su forma más clásica, a menudo se representa como un sentimiento incontrolable que surge de manera espontánea e irracional. Sin embargo, esta idea no es completamente cierta.

Aunque no siempre podemos elegir de quién nos enamoramos, podemos tomar decisiones conscientes sobre nuestras relaciones y entender que el amor va más allá de la atracción inicial.

Bertrand Russell, el filósofo británico, identificó tres cualidades del amor: el deseo, la compañía y lo que él describe como el “amor de verdad” o “Mindful Love”. El deseo representa la atracción sexual, la compañía se refiere a la amistad, y el “amor de verdad” es un amor profundo, consciente y duradero.

Es crucial distinguir entre la atracción, la amistad y el amor.

La atracción puede ser intensa, pero efímera, mientras que el amor profundo se desarrolla con el tiempo, requiere paciencia y esfuerzo, y es capaz de sobrellevar las complejidades de la vida diaria. La amistad es importante, pero no es lo mismo que el amor.4

Elegir la persona adecuada y construir una relación consciente es un proceso que requiere esfuerzo y autoconocimiento, pero puede llevar a una relación de pareja plena y duradera.

 

Relaciones tóxicas y los efectos del amor en el cerebro

 

Las relaciones tóxicas pueden resultar adictivas debido a los altibajos emocionales constantes, las peleas intensas, las reconciliaciones y la liberación de dopamina que generan. 

Sin embargo, con el tiempo, los receptores de dopamina pueden volverse menos sensibles, lo que conduce a una sensación de vacío en la relación.

Para mantener relaciones sanas y equilibradas, es esencial prestar atención a la oxitocina, que fomenta la confianza, la comunicación y la conexión emocional. 

El amor no debe limitarse a emociones intensas y tumultuosas; debe involucrar cuidado mutuo, respeto y apoyo. Por eso, es muy importante conocer las claves para detectar las relaciones de codependencia.

El amor puede ser una experiencia química en el cerebro que puede afectar positiva o negativamente a nuestra salud mental y emocional. 

Buscar relaciones equilibradas y afectivas puede ser beneficioso, mientras que las relaciones tóxicas pueden tener un impacto negativo en nuestra salud y bienestar.

El amor no se limita a las relaciones románticas; también se refleja en nuestras conexiones con la familia y amigos. La solidaridad y la bondad tienen efectos positivos en el cerebro al activar zonas relacionadas con actos altruistas. 

Esto demuestra que el amor desinteresado y la bondad también son fundamentales para nuestro bienestar y salud.

En definitiva, la neurociencia nos ha brindado una comprensión más profunda de cómo el amor afecta a nuestro cerebro y cómo las relaciones pueden tener un impacto significativo en nuestra salud.

 

Cultiva la autoestima, sana tus heridas de la infancia

 

Cuando somos pequeños, vivimos los acontecimientos que más van a marcar nuestras vidas, porque son nuestra forma de gestionarlos emocionalmente, van a desarrollar en nosotros un comportamiento y unas reacciones que nos van a acompañar durante toda la vida si no las solucionamos.

Es, por este motivo, que es importante identificar las heridas de la infancia que te están condicionando y hacer un trabajo interior para sanarlas. 

Si padeces de modo recurrente de ansiedad o depresión; si tiendes a los pensamientos circulares y obsesivos; si tus relaciones afectivas suelen fracasar por exceso de apego o desapego por tu parte; si eres una persona muy insegura, tímida, autocrítica o miedosa; si sufres trastornos alimenticios o del sueño; si sueles adoptar ante los demás una actitud defensiva, agresiva o desconfiada…

En definitiva, si tu manera de encarar las relaciones interpersonales no es fluida, sana y abierta, es probable que tengas una o varias heridas de la infancia enquistadas en tu mente que te impiden ser tú mismo/a. 

Si quieres saber más sobre las 5 heridas y sus 5 máscaras puedes acceder a este artículo donde también vas a poder realizar un test para descubrir cuáles son las tuyas.

 

Apuesta por el Mindful Love o amor consciente, para disfrutar de relaciones plenas y saludables

 

Ya sé que el estado de conciencia plena, o Mindfulness, es difícil de entender…

Por ello, te aconsejo que empieces poco a poco a ponerlo en práctica en tu vida, y te aseguro que sin darte apenas cuenta, comenzarás a adoptar esta manera de vivir, la cual, a través de tu glándula pineal, te abrirá la puerta al auténtico conocimiento interior…

Recuerda que no son las flechas aleatorias de Cupido las que definen tu satisfacción en el amor, sino tú mismo/a/e. O, más precisamente, tu forma de encarar cómo te relacionas con quienes te rodean. 

Como ya has podido ver en este artículo, el hecho de que alguien te fascine o de que incluso te enamore, no significa que sea la persona adecuada para ti. 

El amor, el verdadero amor, el que es una fuente de placer, apoyo, amistad, cariño, fuerza, energía y generosidad, no surge solamente desde el corazón, sino también desde el cerebro. 

Porque los seres humanos no somos partes disgregadas, sino que conformamos un todo de mente y cuerpo, emociones y pensamientos, memoria e imaginación.

Si realmente quieres encaminar tu vida amorosa hacia la conexión, el respeto, el disfrute máximo y la complicidad, da un paso al frente hacia el autoconocimiento y el estilo de vida mindful, comienza a practicar Mindful Love o amor consciente.

 

¡Te aseguro que tus relaciones amorosas y sexuales cambiarán por completo!

 

El próximo 11 de junio si estás por Barcelona, me encantaría que vinieras a la presentación de mi nuevo libro “Mindful Love. Éxito en el amor”, aquí puedes ver todos los detalles, será en la Casa del Libro a las 19:00 h y me acompañará el periodista y formador Gaspar Hernández.

 

Este evento no es solo una presentación; es una experiencia que transformará tu comprensión del amor y las relaciones, así que si puedes, ¡nos vemos allí!

Leave a Reply