Skip to main content

El Síndrome de Burnout se podría definir como una sensación general de agotamiento físico, emocional y actitudinal, y lo podríamos llegar a llamar así, para huir de la terminología inglesa, síndrome de aniquilamiento, de estar quemado, de desmoralización total.

Es un grito de tu cuerpo, diciéndote: ¡Basta, no puedo más! ¡Escúchame!

El concepto nace de la necesidad de definir el agotamiento absoluto que sienten ciertas personas en trabajos demasiado exigentes, de esos que llevan a situaciones de estrés insostenible, que te apartan de una vida plena y feliz.

Pero, el concepto está empezando a usarse también en el campo de las relaciones de pareja.

Y resulta muy útil, ya que describe unas sensaciones con las que muchas personas se sienten identificadas:

  • «No me quedan fuerzas ni ganas de intentar conocer a nadie».
  • «Estoy con mi pareja, pero me da igual todo, convivimos juntos sin más».
  • «El sexo es algo que quedó en el recuerdo del comienzo, ya ni me acuerdo cuándo fue la última vez».
  • «Ya me he llevado tantos desengaños y decepciones que no puedo más».
  • «Estoy cansada de llegar a casa y siempre lo mismo, no hay ganas de hablar ni de reír ni de compartir juntos».

¿Te suenan estas situaciones?

Sigue leyendo el artículo hasta el final, para acceder a un test con el que descubrirás si estás sufriendo el Síndrome de Burnout y cómo salir de él antes de que pueda contigo y tu ilusión de vida. 

Consecuencias del Síndrome de Burnout

El síndrome de burnout puede tener diversas consecuencias en una pareja, que pueden afectar tanto la dinámica de la relación como el bienestar individual de cada miembro.

  1. Deterioro de la relación: El agotamiento emocional y físico de uno de los miembros de la pareja puede llevar a un deterioro en la calidad de la relación. La falta de energía y la dificultad para gestionar el estrés pueden hacer que sea difícil para la persona afectada participar activamente en la relación, lo que puede generar resentimiento o frustración en la pareja.
  2. Aumento de conflictos: El burnout puede provocar cambios en el estado de ánimo, irritabilidad y falta de paciencia, lo que puede dar lugar a un aumento en los conflictos y discusiones en la pareja. La incapacidad para manejar el estrés de manera efectiva también puede hacer que sea más difícil resolver los conflictos de manera constructiva.
  3. Menos apoyo mutuo: Cuando uno de los miembros de la pareja está experimentando burnout, puede resultar difícil para esa persona ofrecer apoyo emocional o práctico a su pareja. Esto puede crear un desequilibrio en la relación y hacer que ambos se sientan menos respaldados.
  4. Distanciamiento emocional: El agotamiento puede llevar a un distanciamiento emocional en la pareja. La persona afectada puede retirarse emocionalmente de la relación como una forma de protegerse a sí misma, lo que puede hacer que su pareja se sienta desconectada o abandonada.
  5. Impacto en la intimidad: El burnout puede afectar la intimidad en la pareja, tanto física como emocionalmente. La falta de energía y la disminución del interés pueden hacer que sea difícil para la persona afectada tener relaciones sexuales, o compartir momentos de conexión emocional.

Este síndrome puede ejercer una presión significativa sobre una relación de pareja, pero reconocer los síntomas y buscar apoyo adecuado puede ayudar a mitigar sus efectos y fortalecer la relación.

Es importante comunicarse abierta y honestamente con la pareja sobre lo que está sucediendo y trabajar juntos para encontrar formas de manejar el estrés y apoyarse mutuamente.

¿Cuáles son los síntomas para poder detectar el Síndrome de Burnout?

Algunos síntomas que suelen manifestarse en la pareja:

  • Distancia emocional: La persona afectada puede parecer distante emocionalmente, mostrando poco interés en las actividades o conversaciones compartidas.
  • Irritabilidad: Puede haber un aumento en la irritabilidad y la susceptibilidad, lo que puede llevar a conflictos y discusiones más frecuentes.
  • Falta de apoyo: La persona con burnout puede tener dificultades para ofrecer apoyo emocional o práctico a su pareja debido a su propio agotamiento emocional y físico.
  • Cambios en el comportamiento: Pueden producirse cambios en el comportamiento habitual, como una disminución en la participación en actividades compartidas o un aumento en comportamientos evasivos, como pasar más tiempo trabajando o distrayéndose con otras actividades.
  • Problemas de comunicación: La comunicación puede volverse menos efectiva o incluso deteriorarse, con la persona afectada mostrando menos disposición para hablar sobre sus sentimientos o preocupaciones.
  • Sentimientos de frustración o impotencia: La pareja puede experimentar sentimientos de frustración o impotencia al tratar de ayudar a su ser querido que sufre de burnout, especialmente si no comprenden completamente la naturaleza del problema.

Estos síntomas pueden variar dependiendo de la dinámica de la relación y la personalidad de cada uno, pero reconocerlos tempranamente es la clave para afrontar el problema.

Realiza el siguiente test, y descubre si estás experimentando síntomas de burnout

Ahora, ya tienes una idea de lo que sucede en una pareja cuando una o las dos personas, está padeciendo el síndrome.

¿Sientes que podría ser tu caso o el de tu pareja?

👉🏻 Aquí tienes acceso a un test para que salgas de dudas, y si es tu caso, puedas poner freno a la situación antes de que acabe en ansiedad, depresión, fin de la relación, o cualquier otro problema grave.

Según el resultado que obtengas, decide si es necesario pedir ayuda profesional, y además, comenzar a practicar un estilo de vida mindfulness.

Mindfulness: una valiosa herramienta para abordar y prevenir el Síndrome de Burnout

El mindfulness implica prestar atención consciente y sin juicio al momento presente, lo que puede tener múltiples beneficios para la salud mental y emocional de las personas y la dinámica de la relación.

En una pareja, el burnout puede surgir debido a las demandas laborales, familiares u otras responsabilidades, lo que puede llevar al agotamiento físico y emocional.

El mindfulness ofrece una forma de contrarrestar estos efectos al ayudar a los miembros de la pareja a gestionar el estrés de manera más efectiva y a promover una mayor conexión emocional.

Una forma en que el mindfulness puede ayudar es mediante la reducción del estrés. Al practicar la atención plena, las parejas pueden aprender a identificar los factores estresantes en sus vidas y a manejarlos de manera más saludable.

Además, también puede mejorar la comunicación en la pareja, ya que aprenden a escucharse mutuamente de manera más atenta y compasiva, lo que fortalece la conexión emocional y reduce los malentendidos y conflictos.

Otro beneficio del mindfulness, es su capacidad para promover la gratitud y el aprecio mutuo en la pareja. Al enfocarse en las experiencias positivas y las cualidades admirables de su pareja, se fortalece el vínculo emocional y con ello aumenta la satisfacción en la relación.

En conclusión, al practicar la atención plena juntos, las parejas pueden fortalecer su relación y construir una base sólida para enfrentar los desafíos que puedan surgir.

Prueba un retiro Mindfulsex, y sal del desgane y la desmotivación.

 

¡Apúntate AHORA a uno de mis retiros ❤️‍🔥!

Voy a hacer 2 retiros Mindfulsex antes de verano, aquí te cuento un poco más sobre cada uno de ellos, y puedes acceder a toda la información:

🔥 Retiro Mindfulsex: 26, 27 y 28 de abril

Puedes asistir solo/a/e, o acompañado/a/e, este retiro es para conocer el nuevo paradigma de mindfulsex e introducirlo en tu vida sexual, dándole un giro de 180º y empoderándote para convertirte en el amante o la amante que siempre quisiste ser. ¡Tres días de puro placer!

Trabajaremos la autoestima, las heridas de la infancia, sanaremos juntos para dar paso a una nueva vida, sin limitaciones, ni bloqueos, ni miedos. Solo necesitas ganas de sentir y de disfrutar del sexo a solas o acompañado, conectada al presente, y dispuesta a alcanzar el máximo placer

 

¡Quiero saber más!

🔥 Retiro Mindfulsex&Love: 31 de mayo, 1 y 2 de junio (exclusivo para parejas)

Aquí trabajaremos de la mano con nuestra alma gemela para crecer como pareja, resolver situaciones de bloqueos, cambiar paradigmas, con la finalidad de renovar la sexualidad por completo de la pareja, gracias a prácticas de mindfulsex que revolucionarán la relación y la llevarán al máximo placer. 

Son 3 días para resolver problemas de pareja, en un entorno mágico, salir de la rutina en todos los aspectos y probar nuevas formas de amarse y comunicarse, desde el amor y un nuevo enfoque de vuestra sexualidad

 

¡Quiero saber más!

La solución es tan fácil como complicada: comunicarse

El síndrome de Burnout, más que un estado, es un proceso. Y esto juega a nuestro favor: tendremos más tiempo para detectarlo, más posibilidades para frenarlo.

La clave será actuar lo antes posible

La metáfora podría ser una bola de nieve cayendo montaña abajo. Si la paramos al principio de la bajada, la bola es todavía pequeña y podremos pararla con las manos.

Si nos esperamos a intentar pararla abajo del todo, la bola se habrá hecho más y más grande, y será como un alud que nos caerá encima, colgándonos de nieve.

¿Y cómo pararla?

Conectado con tus necesidades, ser consciente de cómo te has ido despriorizando, dando el protagonismo al otro/a. Rompe con esta dinámica.

Con la toma de conciencia de esta situación comunica.

Da paso a la comunicación consciente: Habla, reconoce, entiende, empatiza, y solo así, podrás parar la bola de nieve.

 

Si tienes cualquier consulta, puedes ponerte en contacto conmigo a través del formulario de contacto, vía whatsapp al +34 619 20 69 79 o escribir tu comentario en este post.

 

Con amor,

Emma Ribas

Leave a Reply